martes, 17 de octubre de 2017

Herramientas para el Cambio - Parte 6 - El Arraigo - Jim Self

Herramientas Fundamentales
Jim Self - Mastering Alchemy

Parte 6 - El Arraigo (conexión a tierra)
Una de estas herramientas fundamentales es el arraigo.  Ya saben que muchas personas tienen una idea de lo que es el arraigo; muchas piensan que están ancladas.  El arraigo es algo que viene con el cuerpo, pero en tanto jugamos en esta realidad tridimensional de reacción y miedo, y pasado y futuro, muchas veces perdemos el acceso a nuestro arraigo,  sencillamente dejamos de prestar atención, y con el tiempo el arraigo se vuelve relativamente ineficaz debido a que el punto de atención está en el drama y la molestia de la tercera dimensión. Pero esta herramienta de arraigo viene con el cuerpo, de modo que recrearla y volver a encenderla, vigorizarla, es una cosa realmente sencilla de hacer, y requiere atención en tiempo presente.
Ahora bien, a medida que la crean y juegan con ella, no es algo a lo que tengan que prestar mucha atención, pero sí es algo que querrán empezar a tener más consciente en las próximas semanas, especialmente jugar con esto, detenerse y reconocer "Está bien, todavía estoy arraigado."  Pueden crearla, pueden prestarle atención, pueden jugar con ella de muchas maneras. Así, el arraigo es algo realmente bastante sencillo; es una percepción conciente de que efectivamente hay una línea de energía que se mueve desde el primer chakra, el extremo inferior de la columna vertebral, y tiene este aspecto: es simplemente una línea que se extiende desde el primer chakra al centro de la Tierra.
Ahora bien; el arraigo ha sido entendido durante largo tiempo en términos eléctricos (conectar a tierra). Los granjeros solían poner postes de metal para impedir que un rayo hiciera volar el granero o la casa; simplemente caía en el poste y bajaba a tierra.
Ustedes se han dado cuenta de esto de conectarse a tierra con el cuerpo; muchas veces se ponen muy nerviosos y sumergen las manos en agua fría y el cuerpo empieza a relajarse. Entonces, crear este cordón de arraigo es una acción intencional, y está relacionado con el centro de su cabeza y con empezar a tener una sensación de sí mismos en esa cuarta capa de pensamiento, y así empiezan a integrar estas herramientas.
Pero hay un segundo aspecto de este arraigo que realmente no se ha entendido bien, y es un arraigo que tiene que ver con las emociones.
Ahora bien; los pensamientos son eléctricos, y las emociones son magnéticas. Entonces, cuando la gente se desarraiga, a menudo es porque tiene todos estos pensamientos que son muy distractivos, muy desorganizados, y entonces la electricidad relacionada con el pensamiento es como que rebota por todos lados, y muchas personas se ponen nerviosas.
Pero también está el aspecto emocional, de modo que hablaremos de esto en unos momentos. Cuando ustedes sostienen un pensamiento en este estado errático y reaccionario de la 3ª dimensión, muchas veces una emoción es automáticamente atraída a ese pensamiento.  "Eso me hace enojar" diría alguien, y lleva ira a ese pensamiento, pero en términos reales cuando se empieza a estar arraigado, en el centro de la cabeza, observando desde la cuarta capa de pensamiento, eso es simplemente ruido por allá; una reacción es engancharse con el ruido y elegir enojarse; una elección innecesaria la mayoría de las veces.
Cuando tienen un pensamiento, eléctricamente, y atraen a él una emoción, y la emoción no es manejada "Estoy enojado, esto realmente me enfurece", esas son emociones reaccionarias atraídas al pensamiento, entonces hay una segunda parte para este cordón de arraigo y es así: es una bobina, y esta bobina se envuelve alrededor de la línea de arraigo o conexión a tierra, de modo que si tienes pensamientos erráticos y esa emoción también es errática y es atraída al pensamiento, es una especie de pensamiento disperso y emociones no controladas; esta línea eléctrica con esta bobina tenderán a moderar la naturaleza reactiva; cuando empiezas a volver al centro de tu cabeza, arraigar, pensar desde la cuarta capa de pensamiento, empiezas a descubrir que tienes muchas más opciones para manejarte a ti mismo.
De modo que juguemos con este cordón de arraigo, así lo llamaremos; vamos a crearlo y empezaremos a ver cómo funciona.  Recuéstense en su asiento y con los ojos abiertos, esto no es una meditación; en un momento jugaremos en un espacio en que realmente tengan la sensación de esto.
Me gustaría que creen una imagen mental de una línea, simplemente vean una línea, puede ser de color, o puede ser una cadena, o un tubo, o una larga raíz de un árbol, y recuéstense en su asiento. Sigan adelante y cierren los ojos y tomen conciencia del extremo inferior de su columna vertebral, ese primer chakra. (siguen con los ojos cerrados)
Si tuvieran una tercera mano imaginaria, y un tercer brazo imaginario - ahora bien, aquí empezamos a jugar - tomen nota de lo que acaban de crear, esa imagen, y ahora alcancen y agarren esa línea, esa raíz de árbol o cadena con esta tercera mano, y extiéndanse allí debajo de ustedes y conéctenla; pongan la intención en conectarla directamente al extremo de la columna vertebral. Sientan este movimiento, porque este tercer brazo y la tercera mano imaginaria realmente son parte de su cuerpo etérico, lo que muchos llaman cuerpo astral.  Ahora bien, este es un aspecto muy real de ustedes. Pueden sentir y simular: su imaginación es parte de una conciencia de algo que existe ciertamente, aunque mayormente se niega.  Y tengan la sensación de conectar ese cordón de arraigo  al primer chakra, y luego suelten y dejen caer la línea hasta el centro de la Tierra.  Realmente no es tan lejos. Sencillamente tengan la sensación de hacer una conexión.  Ahora tomen una respiración y relajen sus asentaderas, algo así como soltar la tensión, relajar los músculos en sus muslos, en sus asentaderas, tomen una respiración y luego tomen conciencia de toda la electricidad que se desconecta, pensamientos al azar, pensamientos que ni siquiera les pertenecen, y déjenlos bajar a tierra, parecido a poner las manos en el agua; el cuerpo se relaja y está la sensación de soltar lo que no les pertenece. Otra respiración.
Ahora por favor colóquense en el centro de su cabeza si no están allí, y noten si están pensando sobre esto. Dejen de pensar en ello, simplemente estén enterados de ello. Dos espacios distintos de percepción versus emoción, es una conciencia más tranquila - la cuarta capa de pensamiento.
Ahora estás observando, estamos simplemente jugando; nota tu cuerpo: ¿se está relajando? Todo lo que está ocurriendo es que has redirigido tu atención a este arraigo, y todo lo que es errático, un poco fuera de equilibrio, tiene una carga, una carga eléctrica que empieza a bajar por el cordón de arraigo; la electricidad sigue el camino de menor resistencia, de modo que si puedes dirigir las energías erráticas, se empieza a crear una comodidad en el cuerpo.  Por el momento solo estamos jugando con la parte eléctrica.
Ahora, sin recorrer este pensamiento, piensa en la cantidad de veces en que reaccionaste o exageraste tu reacción. Alguien dijo algo e inmediatamente tuviste un pensamiento que originó una reacción.  Recuerda también la emoción que de alguna manera saltó, cómo te envolvió, "Esto sí que me enoja".  Ahora detente aquí y nota también las muchas veces en que la reacción fue simplemente una reacción, sencillamente no era necesaria, no era por elección, pero sí era una reacción. ¿Te gustaría manejar ese espacio en que puedes empezar a evadir esa reacción?  Este arraigo, el centro de tu cabeza, permiten ese primer paso.  Ahora, otra respiración.

Ahora, toma conciencia de este cordón de arraigo, y esta vez vamos a crear la segunda parte de ese cordón, que es una bobina y se envuelve alrededor de esa línea. Todo lo que necesitas hacer es darle la indicación a la bobina; ordénale envolverse alrededor de esta línea y conectarse al centro de la Tierra.  Lo que tienen estas herramientas es que son sencillas y saben exactamente lo que deben hacer cuando se lo indicas; enrosca la bobina, toma una respiración; de hecho toma nota de que el cuerpo puede haber tomado una respiración, pasó a otro estado de relajación.
Aquí es donde palabras como preocupación y anticipación del futuro - la emoción de anticipación o preocupación - esos son eventos futuros que ni siquiera están aquí aún. Y sin embargo nos estamos preocupando de cosas que más que a menudo ni siquiera sucederán, y estamos en estado constante de ansiedad o preocupación, fuera de equilibrio.
Otra respiración, y encuentra la sensación de preocupación, confusión, inquietud, anticipación, palabras como esas, y toma nota de ti mismo. ¿Estás en algunas de ellas respecto a algún evento futuro que pudiera pasar de una manera muy distinta, positivamente?  Con una respiración, permite que esa ansiedad se descargue a tierra saliendo del cuerpo. 
Estoy usando palabras grandes como preocupación, ansiedad, anticipación, pero muchas veces existen muchas emociones sutiles, y muchas de ellas están estructuradas alrededor de esos "regalitos" de "No estás bien, nunca tendrás éxito porque..."  y entonces hay una creencia aceptada del mensaje "No estoy bien", y hay muchas preocupaciones o emociones sutiles que provienen de ese mensaje y que son muy incorrectas.
Ahora toma otra respiración, relájate un poco más en este arraigo, y toma conciencia de ti mismo en el centro de tu cabeza. Sé que esto es todo nuevo, solo estamos empezando a señalar una toma de conciencia en esa cuarta capa de pensamiento donde estás manejando tranquilamente tu punto de atención; estás consciente, te das cuenta.  Encuentra esa emoción que eliges: aprecio, feliz, alguna emoción sencilla y luego relaja otra vez el cuerpo y sabe que muchos de esos pensamientos y emociones no tienen nada que ver contigo, no son tuyos, sino que son reacciones ante ese mundo tridimensional. Pueden estar protegiéndote, tal vez creando una anticipación de no conectarte con algo que te preocupa, que te hace sentir inseguro; mucho de esa naturaleza protectora de la emoción se basa en esos "regalitos": "No estás bien", que realmente no son exactos.
Ahora ten una percepción conciente. Nota que ese cordón de arraigo se está activando; ahora puedes dar un paso más: indícale al cordón de arraigo que se ocupe y se expanda con toda esa electricidad sin controlar del cuerpo (pausa). Ahora, toma conciencia de ti mismo y toma una respiración sin cambiar el arraigo, sin salir del centro de tu cabeza, sin cambiar tu percepción conciente de esta tranquila cuarta capa de pensamiento.  Permite que tus ojos se abran: ves la habitación. No "vayas a" la habitación, solo toma conciencia de que está allí.
Otra respiración. Y luego me gustaría que continúes estando así conciente, pero te pongas de pie. Ahora siente tus pies sobre el piso; es una cosa tonta, siente tus pies sobre el piso y cambia el peso de un pie al otro, como si te mecieras ida y vuelta.  Encuentra la estabilidad, flexiona ligeramente las rodillas y encuentra la estabilidad. Ten conciencia de ti mismo tomando conciencia. Separa los dedos de los pies, siente tus pies sobre el piso, y así arraigado hay una sensación de esta estabilidad de firmeza, tal vez de peso, empiezas a tener un peso en el cuerpo, algo así como "Aquí estoy yo", de hecho es exactamente eso, aquí estás.  Estás empezando a ocupar tu cuerpo, una manera muy sencilla, donde mucho de esas palabras de preocupación, anticipación, ansiedad, enojo, frustración, esas emociones, muchas veces son miedos de otras personas.  Eso es la energía que te saca de tu cuerpo, y cuando tratas de volver a entrar no puedes hacerlo completamente  debido a esa energía de "no estás ok, no mereces" que está establecida allí.  Cuando empiezas a mandar a tierra las emociones y los pensamientos, mucha de esta energía es vieja, no tiene sentido, ni siquiera tiene una estructura racional, es solo electricidad estática y emoción.
Así, al sentir tus pies sobre el piso, tienes una sensación de "me gusto", esa sensación de una emoción positiva; nota cómo tu cabeza parece volverse un poco más clara (pausa).
Esta es una gran herramienta. ¿Por qué grande?  Porque estas herramientas te permiten estabilizarte y empezar a definirte a ti mismo.  La nueva herramienta con que jugaremos, la rosa, te permite definir: "Este soy yo, estable, conciente, presente, con opción. Y ese teatro ahí afuera es realmente para mi entretenimiento, pero no necesito ir allí para experimentarlo, a menos que yo lo elija."
Entonces, una respiración más, toma nota de ti mismo. En los próximos días, combina  el centro de tu cabeza, la conciencia desde la cuarta capa de pensamiento, y estar arraigado.  Nuevamente: cuando conduces tu coche, es un gran lugar para encontrar este espacio, porque eres tú y tu coche, y te permite estar muy en claro.  Pero estas herramientas son para deambular, son herramientas que te permiten estar sorprendido por la brusquedad de alguien, por sus palabras inadecuadas, y luego responder en lugar de ser sacado de tu espacio.
Entonces el arraigo es algo a que prestarle atención; puedes dejar caer tu cordón de arraigo, lo dejas bajar, nota cómo se siente y luego puedes instantáneamente arraigarte otra vez, algo con qué jugar también para familiarizarte.  Una herramienta tremenda, parte de quién eres, y te da la oportunidad de recordarte a ti mismo.
Pasaremos a la siguiente herramienta, el uso de la rosa.
Transcripción del video y traducción: M. Cristina Cáffaro


Para quienes deseen hacer la práctica, el audio de este texto está grabado y se puede escuchar o descargar en:   https://soundcloud.com/user-432200915/parte-6-copia

Kryon en India - Delhi - Parte 2

Canalización de Kryon por Lee Carroll
India, 29 de septiembre a 9 de octubre de 2017

Delhi. Parte 2
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
 De modo que este es el segundo mensaje en este lugar llamado India. Estamos en un hermoso parque, rodeados de la naturaleza,  (N.T. se oye a los pájaros cantando); aquí hay construcciones en honor de quienes han muerto e hicieron contribuciones importantes a este lugar.
Queridos, ayer inicié una enseñanza. Fue críptica, metafórica, y eso fue a propósito. Porque ahora empezamos a llenar los espacios vacíos, en otro breve mensaje sobre el área en que están, y las diferencias entre esta área y otros lugares del planeta. Hoy daré un par de revelaciones que repetiré mañana, para quienes estén en el seminario y son locales de este lugar, y que yo deseo que oigan esto.
Vamos a repetir y revisar la metáfora de la esfera dorada; ustedes están sobre ella. Este globo dorado puro o esfera es una metáfora para la pura compasión del Espíritu, la sabiduría más elevada posible en este planeta que está conectada con la Fuente Creadora del Universo. La región tiene esto, y en esta revisión, la región no es el país, porque se extiende muchísimo, de hecho es una sexta parte de las masas terrestres del planeta, y tiene los atributos del oro puro debajo de ella, la metáfora de la sabiduría.
Quiero darles un par de ejemplos ahora mismo de cómo ustedes podrían personalmente aprovechar esa sabiduría, porque como ven, está a sus pies ahora. No es por accidente que están en este lugar, en una región que es responsable de la espiritualidad más alta y la primera del planeta. Excepto por Lemuria, esta es la más antigua que tenga este tipo de atributos de sabiduría que es personal. Les daremos más sobre esto mañana.
Doy esta información para el individuo que está aquí y para quienes escuchan. Existen tres maneras de conectarse con esta pureza de sabiduría. La primera es esta: tienen que quererla. El libre albedrío es siempre  el modo de hacerlo. Pueden estar rodeados de ella, pueden observarla, pueden verla en su pureza, y a menos que estén interesados, eso no significa nada. Pueden pararse ante el más santo de los santos, uno que está haciendo milagros, que está cambiando la Física, cosa posible en este lugar, y sin embargo, si no están interesados eso no significa nada.
La belleza de esto es la libre opción del interesado. Hay tres maneras de conectarse con esto. Déjenme decirles cuáles son. La primera es (se ríe) que lo sienten porque ustedes tienen una pieza de oro dentro de ustedes que coincide con el oro que está en la esfera. Esta es la pieza de sabiduría, la parte de Dios con que nace todo ser humano, que la puede activar si lo siente, si lo elige - o no. Entonces dentro de ustedes hay una resonancia con el sistema creador, y eso está aquí. De modo que algunos de ustedes, a medida que progresan en este viaje, empezarán a resonar, no con la cultura, queridos, no con la ciudad, ni con el área, sino con el oro bajo sus pies, la metáfora de la sabiduría. Una parte que ustedes tienen resonará con el todo, y por primera vez se darán cuenta de que tal vez están más cerca de la Fuente que lo que hayan estado jamás.
Número 2: está en su akash. Esto no necesariamente es para todos ustedes. Muchos han repetido las vidas que tuvieron una y otra vez en su cultura, y esta cultura no necesariamente se recordaría, ni siquiera una de esas vidas. Es mucho más probable que muchos de ustedes recuerden Lemuria que este lugar, a menos que hayan pasado mucho tiempo aquí.  Esto es la segunda manera. Si está en su akash, lo sentirán, lo sabrán, y se moverán con ella.
Número 3: conocen a alguien, hombre o mujer, que les ayuda a conectar las piezas de oro. En otras palabras, un maestro que les mostrará cómo se conectan las dos piezas: su pieza del Creador a la tierra en que están, al área que es preciosa y bella, y llena literalmente  de la sabiduría de la Fuente Creadora.
Ustedes están en un lugar muy especial. Esas son las tres maneras en que se pueden conectar con lo que es la región, con ese oro, con la pureza, con la sabiduría, con la enseñanza de la paz que está en el interior, con la unidad que viene de aquí.
¿Vieron el templo que visitaron ayer, uno de los sistemas espirituales más nuevos del planeta, el que tal vez imite el Cambio del planeta? Lo que enseña es la unidad. Eso proviene de aquí, la idea de que se podría juntar todos los sistemas de creencias en una comunidad de pensamiento, y que las reglas sean las que sean, pero lo común es el amor de Dios. Y ustedes lo vieron aquí, emanó de aquí, el origen mismo del pensamiento, y la creación de eso, y los que lo armaron estaban aquí, provino del globo dorado de la sabiduría.
Ahora quiero revelarles un atributo diferente de esta área, que no tiene ningún otro lugar del planeta. Este globo de oro, ¿notaron? lo llamé esfera. Es un acertijo.  No es una rejilla; no es una rejilla: es diferente.  Queridos, los lugares a los que los hemos llevado antes y que les hemos revelado, tenían mucho que ver con la Tierra y el sistema de rejillas. Fueron al lugar llamado Irlanda, que se parece mucho al Triángulo de Bermudas en cuanto a las energías reales, en las que ustedes confían literalmente para existir, y estaban ausentes en Irlanda. Y permitía que allí hubiera cosas que no están en ningún otro lugar del planeta. Pero lo de aquí es específico de esta ubicación.
Si van a Irlanda y ven, tal vez, gente pequeña, o sea, no una cosa imaginaria sino una energía que está físicamente presente y que la mente la interpreta, luego ustedes no se llevan esa capacidad a su casa.
Tal vez algunos de ustedes están más adelante que yo. Queridos, cuando se conectan a la sabiduría, el oro y la pureza de esta tierra, se van y permanecen y viajan con ustedes. Lo llevan consigo; eso no es una rejilla; es un recurso. De modo que si cualquiera de ustedes es cambiado por este viaje y tiene revelaciones, no de haber estado aquí, sino de que aquí hay algo tal vez mágico, o que hay algo aquí que resuena con ustedes tal vez, quizás ocurra una sanación debida a la revelación de partes que se integran en su vida; eso se lo llevan a casa.
Esta esfera dorada de la región es un recurso para el planeta, a diferencia de cualquier otro lugar del planeta. Ustedes descubren lo que descubren y luego pueden llevarlo consigo y dejarlo crecer.
Ahora les doy la segunda pieza que les ayudará a entender por qué ayer les conté sobre el hombre hindú en Lemuria, el que inició el templo en ese lugar llamado Kauai. Queridos, él creó algo y yo lo explicaré, porque él tomó ese pedazo de oro que era sabio y lo puso en aquello que era la Fuente Creadora original del planeta, que es el pequeño continente de Mu, Le-Mu-ria, que se convirtió en las islas hawaianas. Y al hacer eso, se trazó una línea de energía desde el área de Kauai a esta área, porque el llevó esto que era precioso y puro y estaba en él, que era puro, y él lo llevó allí.
Ahora bien, he aquí información que se combinará con lo que les conté antes. Muchos de ustedes han estudiado las líneas ley. Les hemos dicho antes que no es lo que ustedes piensan. En primer lugar, no necesariamente son rectas. ¿No es interesante que hoy, cuando ven un esquema de un viaje aéreo, o sea el trayecto que sigue desde un lugar del globo hacia otro, esperarían que fuera una línea recta, y en cambio es un arco? Esto les dará una pista sobre lo que digo. Las líneas ley no siempre son rectas de un lugar a otro, de modo que puede ser engañosa su ubicación. Pero hay dos cosas que les contamos, que los que estudian las líneas ley no están preparados para oír: primero, son creadas por la consciencia humana. No son parte de Gaia, son parte de la relación entre Gaia y los humanos. Segundo, no necesariamente están sobre la superficie de la Tierra. Hay una hebra de oro llamada línea ley, si lo desean, a través de la Tierra, desde aquí a Kauai. Y eso es lo que hizo ese maestro hindú. Sabía que tenía que hacerlo, es la razón por la que fue a Kauai, es la razón para que haya un templo que imita a este en ese lugar lejano. Literalmente a través de la tierra, del polvo de la tierra, va esta hebra dorada mágica que conecta este lugar con la isla en que vive y en que  están  los que lo enviaron.  Por lo tanto, lo que les estoy diciendo es que este lugar tiene algo que es enteramente y completamente diferente de cualquier cosa y de cualquier lugar en que hayan estado antes. No es una rejilla; no es simplemente una energía, sino una pureza de enseñanza que pueden usar como recurso. Que los acompaña por donde vayan.
Queridos, si están entendiendo esto, por donde vayan pueden trazar líneas desde donde están hacia esta energía, y sentir nuevamente la pureza de la paz entre las células, de la unidad del Espíritu, por las que este lugar es renombrado y lo seguirá siendo.  Y los antiguos lo sabían, y quienes viven aquí también lo saben.
Y al terminar, les decimos: el Dios dentro de ustedes saluda al Dios en los demás, y saluda a eso que es la esfera de oro. La pureza está aquí para que la perciban, completamente, a medida que caminan por este lugar, oh, sensitivos. Namasté.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro

lunes, 16 de octubre de 2017

Mensajito del lunes 16 de octubre

Felicitaciones
 De una canalización en vivo de Kryon "El Alma Antigua Definida", de Marzo de 2015, en Bali, Indonesia.


Si eres un alma antigua, puedes sentirlo.  Si lo puedes sentir, eres un alma antigua. Felicitaciones a todos ustedes por ser quienes son.  Ustedes son los que cambiarán al planeta.


~ KRYON

a través de Lee Carroll, 

Traducción: M. Cristina Cáffaro

Kryon en India - Delhi - Parte 1

Canalización de Kryon por Lee Carroll
India,  29 septiembre a 9 octubre 2017

Delhi - Parte 1

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Este es el primer mensaje de muchos en este lugar que hoy llaman India. Voy a guardarme alguna información para cuando estén con nosotros en el grupo algunos que viven aquí, y será información sobre lo que es diferente aquí.
En todo el planeta mi socio me lleva a lugares únicos, singulares, y cada uno de ellos tiene una energía específica, pero algunos tienen una cultura que es más que específica; es única en el planeta y es espiritualmente significativa. Están en uno de tales lugares, que es antiguo, y espiritualmente significativo; más que lo que ustedes saben o creen.
Cuando tengamos con nosotros más personas que viven aquí, me gustaría hablar sobre esa singularidad, y qué es lo que está aquí que no está en ningún otro lugar del planeta, y qué es lo que lo hace diferente de cualquier otro.
Cuando mi socio me llevó a Egipto hablamos sobre la significación de los antiguos y qué les enseñaban, y algo de la belleza de la pureza que ellos tenían. Cuando mi socio me llevó a Grecia, hablamos mucho de los orígenes, y en qué creían, y lo haremos otra vez aquí. Pero diré un poquito de eso.
Queridos, me gustaría darles una metáfora basada en lo que han visto hoy y las primeras impresiones; quiero que visualicen un globo, solo que este globo en particular, o esfera, es de oro puro.  De hecho es oro sólido. Es el oro más puro que puedan imaginar. Ahora bien, esto es una metáfora,  y yo doy estas metáforas, estos acertijos, para que ustedes puedan relacionarse con ellas de una manera sencilla y hermosa.
Imaginen este globo, tan puro, que hay algunos que están sintonizados con él, con su pureza. Digamos que la pureza del oro representa la compasión más pura, el espíritu más pacífico, que pueda existir. Con el tiempo hay algunos que sienten ese globo, y reaccionan a él, y se relacionan con él.  Enseñan, porque están cerca del globo o sobre el globo, o viven sobre el globo. Y luego con el tiempo se acumula polvo.   Algunos conservan limpios sus lugares, para poder estar siempre en contacto con el globo. Pero igual la pureza parece irradiar, de modo que no importa cuánto polvo se haya acumulado, o cuántas culturas han vivido allí, o cómo se llaman las regiones en esa área, de esta esfera de oro puro, muy puro, ellos lo sienten. Saben que todavía hay oro puro bajo sus pies.
La región en que ustedes están - no el país - la región es enorme. Tiene la esfera de oro debajo y con el tiempo ha sucedido mucho, y no necesariamente ha diluido ese oro; ha diluido la percepción del oro. Cuantas más culturas, más polvo. Menos pureza se siente. Sin embargo, cualquiera que vive aquí sabe que hay pureza bajo sus pies, en algún nivel.
Ahora bien; en esta tierra, esta región, que se apoya sobre este globo que es puro oro, hay algunos que son hombres santos. Algún día serán humanos santos (se ríe)  pero hoy son hombres santos. Hablemos de eso, porque lo van a ver, y me gustaría que lo vieran.
Habrá algunos que tendrán los avíos de la santidad, para que ustedes sepan quiénes se supone que son. Algunos están conectados con la pureza del oro, otros no.
Y luego verán a algunos que no tienen avíos, o sea, que ustedes no tendrán idea de qué dicen que son, y ustedes lo tendrán que ver a partir de sentirlo dentro de ellos.
De modo que verdaderamente hay varias clases de hombres santos que conocerán a lo largo del camino, y yo dejaré que ustedes descifren (se ríe) - y esa es una buena palabra - no que disciernan, sino que descifren, atravesando el lenguaje y viendo qué es real, y qué es oro y qué no lo es. Si hablan con uno de los que todavía están conectados con la pureza y le dicen: "¿Qué representa usted? Dígamelo en una palabra."  Puede que los mire y diga: "Paz". Y puede que ustedes digan: "Esto es bueno; en nuestra tierra también tenemos aquellos que están espiritualmente conscientes y quieren la paz para todos, paz para la Tierra."  Y el hombre santo diría: "Eso no es la paz de la que hablo."  Y ustedes dirán: "Bueno, ¿y cuál es?"  El que está conectado con el oro puro tiene sabiduría, y ahora la sabiduría se adelanta y ese hombre o mujer dirá lo siguiente: "Paz entre las células de tu cuerpo."  Ustedes dirán: "¿No se refiere a la paz en la Tierra?" Y el hombre santo dirá: "Cuando tengan paz entre las células de su cuerpo, habrá paz en la Tierra."
En otras palabras, ellos se vuelven hacia su interior, más que en cualquier otro lugar del planeta. Dicho sea de paso, esta es una paz que es fresca, nueva; es lo que siempre les hemos enseñado desde el principio.  Kryon está finalmente en un lugar que es de la enseñanza pura de Kryon, y ustedes lo empezarán a reconocer en muchos en los que está la unidad, donde está la bendición para todos, donde está el reconocimiento del Dios interior si importar de quién se trate.
Quiero darles un ejemplo con el que algunos se van a relacionar, un sentimiento del espíritu de unidad en el ser humano. Algunos de los que escuchan o tal vez de los presentes en el salón han ido a un famoso templo hindú del otro lado de la Tierra. Había un hombre hindú que estaba convencido de que había que construir un templo significativo en Lemuria, lo que es el continente de Mu, que luego se convirtió en las islas hawaianas, en la pequeña isla de Kauai. Allí se fundó y se inició el templo hindú, que se iba a construir, y él estaba allí porque él reconocía que esto era parte de la antigua creación del planeta. Y tenía razón.
Algunos de ustedes han visitado este templo con mi socio, conmigo. Y la última vez que estuvimos allí, el hombre hindú que tomó el lugar del fundador dio un discurso, una charla, una visita al templo que estaba casi terminado. Y los que fueron y caminaron con él empezaron a sentir algo asombroso: ese hombre irradiaba algo. Irradiaba alegría, irradiaba paz, uno quería estar cerca de él. Uno quería estar cerca y escucharlo; uno quería ser él, si se pudiera.
Hay algunos en este planeta que llevan el oro puro consigo, porque vienen de ese lugar donde se originó. Algunos están sobre el oro, algunos están sobre él de una manera muy especial, y otros son el oro  (se ríe).  Y cuando ustedes caminaron con este hombre hindú en ese lugar lejano, lo que ustedes sintieron provenía de aquí.
Es algo muy hermoso si empiezan a reconocer qué es lo que hay aquí, que nunca sintieron antes. No se dejen engañar por la costra que recubre el oro hoy en día; ¡todavía está allí!  Y algunos lo sienten, lo tocan, y algunos son parte de él. Estén atentos a ellos, en estos días que están juntos.
Y así empieza este viaje.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro 

sábado, 14 de octubre de 2017

Herramientas para el Cambio - Parte 5 - Capas de Pensamiento - Jim Self

 Herramientas Fundamentales
Jim Self - Mastering Alchemy

5 - Capas de Pensamiento
Hablemos de cómo piensas. No de lo que piensas, sino de cómo piensas. Verás: cuando empiezas a estar en el centro de tu cabeza, anclado, empiezas a definir el borde de tu espacio y te estableces en tiempo presente, empiezas a darte cuenta de cómo procesas el pensamiento, de cómo piensas pensamientos.
Hay distintas capas de pensamiento, y en esa realidad de tercera dimensión, muchas veces ves lo que vamos a llamar una capa de pensamiento. Te encontrarás con gente que piensa en - llamémoslo así - una capa de pensamiento: hablan sin parar, no dicen nada, simplemente hablan y hablan y hablan, y es interesante que si interrumpes a este tipo de persona y le dices, "Oh, lo siento. Sigue, termina lo que decías," ¡no pueden hacerlo!  Una vez interrumpidos no pueden recordar lo que estaban diciendo un momento atrás.  Y si le dices, "Bueno, estabas hablando de los Ducks" (N.T. equipo deportivo) "Ah, Ah, sí" y empiezan otra vez y hablan y hablan y hablan, sin darse cuenta de sí mismos, solo en movimiento en esta realidad tridimensional que ya mencionamos. Estamos en movimiento: miras al mundo exterior buscando aprobación, validación, aceptación, te involucras con ese mundo tridimensional en ese contexto de preguntar básicamente: "¿Estoy bien?"
Ahora bien, muchas veces una persona en esa segunda capa de pensamiento sigue hablando y hablando y hablando porque, si puede distraerte, si puede decirte algo interesante, tal vez te guste.  Ahora si le haces esa pregunta, eso no sería conversación, pero cuando te fijas en lo que está pasando con quién es, esa especie de necesidad de estar allí afuera y ser visto suele ser un mecanismo de defensa; un lugar para esconderse. Me verás.
Esta próxima capa de pensamiento es la que ocupamos en uno u otro aspecto de nuestra vida, y la mayoría de las personas en 3ª dimensión lo hacen muy a menudo, y es la capa de pensamiento que nos tiene pensando en un futuro.  "Bueno, veamos, ¿debería ir hoy a la tienda, o ir mañana?"  Hay una inclinación hacia el futuro, una consideración y un proceso de pensamiento, pero el pensamiento está afuera adelante de la persona.
Ahora bien; todos hacemos eso, cuando tratamos de tomar una decisión, o si estamos conduciendo el coche," ¿iré primero a la tienda, o debiera ir primero a otro lado? ¿A cargar nafta?"  Todos hacemos eso.  Pero cuando uno empieza a estar en el centro de su cabeza, al empezar a dominar un poco más el cómo nos manejamos, uno empieza a pensar esos mismos pensamientos desde la 4ª capa de pensamiento; empieza a tener una curiosidad en las consideraciones, algo así como: "Bueno, a ver, en el tiempo presente, ¿cuál sería la mejor cosa para hacer? ¿Podría hacer esto o podría hacer aquello?"  Uno está eligiendo, no está reaccionando, no está apurado, no está inclinándose hacia su futuro.
Entonces esta 4ª capa de pensamiento es un lugar que yo definiría como sopesar, ponderar, o sea estar curioso, realmente curioso sin realmente hacer una pregunta; es el espacio en que uno dice, "Vaya, me pregunto cómo funciona", pero no se necesita respuesta, uno quiere la respuesta pero no la necesita.  Es un lugar en el que uno observa, hace la pregunta, y permite que la pregunta llegue a donde se formuló. 
Ahora bien, este concepto va a sonar raro para muchos.  La respuesta reside donde la pregunta se hizo.  Pero cuando uno empieza a estar arraigado, centrado, muy presente, empezará a descubrir, como ya he dicho un par de veces, que todas las cosas vienen a uno. No se necesita ir hacia afuera externamente para encontrar algo. De hecho, la mayoría de las veces uno va afuera a encontrar algo, hace la pregunta, y para cuando trae de vuelta la pregunta a través de tiempo y espacio, la respuesta será diferente de lo que encontró realmente allá afuera, y entonces cuando uno puede hacer la pregunta y permitir que la respuesta esté allí mismo sin la necesidad, sin inclinarse hacia el futuro, sin necesitar la respuesta, uno va a encontrar una gran variedad de percepciones concientes que acuden a su espacio.
También van a descubrir que esta palabra "discernimiento" es algo de lo que se vuelven conscientes.  Se dan cuenta de las múltiples elecciones entre las respuestas, "puedo girar a la izquierda e ir a la tienda o puedo girar a la derecha a cargar nafta," y de algún modo no importa, simplemente lo observan. Aquí sucede algo; empiezan a tener una respuesta, y la respuesta reside en lo que saben.
Ahora bien, este saber es algo que abordamos en nivel 1 y nivel 2 mucho más, en Mastering Alchemy, pero este saber es donde ustedes simplemente saben que la respuesta llega para la pregunta formulada. Llega de una manera que de algún modo les da opción de jugar.
Entonces esta 4ª capa de pensamiento es un lugar que permite una oportunidad de experimentar en su espacio para que venga, para que se permita la experiencia. También da opciones múltiples, que muchas veces cuando tengo necesidad, cómo funciona esto, solo acepto lo que venga, es una respuesta expeditiva.  Entonces esta 4ª capa de pensamiento es en realidad un lugar silencioso y que permite.
A medida que empiezan a jugar más conscientemente, se sienten más cómodos consigo mismos permitiendo que el mundo sea el Teatro de Shakespeare y ustedes elijan sus oportunidades. Por ejemplo, meditar empieza a ser un lugar donde hay un silencio en aumento.
La 5ª capa de pensamiento es un lugar que requiere alguna atención y preparación; no llega simplemente al empezar a saber qué es, sino que esta 5ª capa es un lugar donde uno no piensa pensamientos en la parte frontal de la cabeza, no piensa pensamientos "en voz alta" dentro de la cabeza. Es como "Oh, qué debo hacer, me pregunto qué debo hacer".  No es estar hablando con uno mismo, volviendo a la 4ª capa de pensamiento; uno está curioso pero no está hablando consigo mismo.  En esta 5ª capa de pensamiento se vuelve muy silencioso y no hay charla con uno mismo en absoluto, y sin embargo en el trasfondo uno está muy consciente de sí mismo pensando, pero el pensamiento es muy silencioso. Si alguna vez han tenido una meditación sensacional, de esas que se sientan durante un par de horas y cuando están listos para levantarse se preguntan por qué no hacen eso todo el tiempo, cuando llegan a ese lugar en que están conscientes de estar conscientes de su pensamiento pero no son ustedes pensando en la parte frontal de la cabeza con palabras que suenan allí.
Entonces, el lugar que más nos interesa aquí es estar conscientes de esta 3ª capa de pensamiento que los hace inclinarse hacia el futuro, inclinarse  por así decir,  pero es una sensación de lo que debieran hacer.  En realidad se siente, cuando están conscientes de ello, como si estuvieran inclinándose; si se pueden volver hacia atrás permiten la respuesta. ¿Pueden volver hacia atrás y solo estar curiosos sin realmente comprometerse en lo que sucede, en lo que necesitan?  Al no hacer realmente la pregunta en voz alta van a encontrar que en el cuerpo ocurre una quietud. Van a descubrir que no es solo al sentarse en un espacio de meditación; es como andar por ahí arraigado, observando, en espacio presente, y así tratar con el mundo a su alrededor.
Entonces juguemos con esto un poquito, si lo permiten. Recuéstense en su asiento (pausa) y con los ojos abiertos estén en el centro de su cabeza. Ahora bien: noten si pueden estar en el centro de su cabeza. Es simplemente en el centro de su cabeza, detrás de sus ojos; miren al cuarto a su alrededor, vean el cuarto desde detrás de sus ojos, y al hacerlo noten cuán tranquilos pueden llegar a estar. Ahora bien, puede haber pensamiento, puede haber movimiento. Muchas veces este es el espacio donde empiezan a aquietarse, tal vez a entrar en meditación, y tan pronto como empiezan a obtener este silencio, aparece todo ese ruido en su cabeza; y se levantan y van a comprar las papas fritas para algo que van a hacer al día siguiente, y se movieron fuera de ese espacio.
Aquí suceden dos cosas. Quién está en el centro de tu cabeza, pero más específicamente todo este ruido que está en esas capas segunda y tercera de pensamiento. Mucho de ese ruido ni siquiera eres tú pensando, pero ya miraremos un poco eso.  Pero aquí está ese ruido, distrayéndote.
Entonces, toma una respiración, otra vez, centro de la cabeza, y respira cerrando los ojos. Al tener otra vez los ojos cerrados nota si estás en el centro de tu cabeza, y si estás en el centro de tu cabeza, toma nota del ruido, nota tu pensamiento, nota todo el movimiento que hay.  Ahora, te pido que te sientes aquí durante 30 segundos y lo que me gustaría es que tomes nota de ti mismo. No cambies nada; toma nota de cuán rápidamente tu pensamiento se aleja de ti (30 segundos de pausa).
Ahora bien, otra respiración y ¿estás todavía en el centro de tu cabeza?  ¿O el ruido y los pensamientos te distrajeron? ¿Te encontraste pensando sobre mañana, pensando en lo que hiciste ayer, o algo así?  Otra vez: ve al centro de tu cabeza, esto no se puede hacer mal, pero hay mucha distracción en el centro de tu cabeza, cuando tu hábito es mirar tu mundo desde esa tercera capa de pensamiento. Otra respiración (15 segundos de pausa).
Pon tu intención en mover tu atención hacia esta cuarta capa de pensamiento. Esta cuarta capa es donde te preguntas, o sea, "me pregunto cómo funciona eso", pero no necesitas una respuesta. Esta cuarta capa de pensamiento es silenciosa, te permite pensar en palabras pero las palabras no inclinan; no hay necesidad; curiosidad sí pero no necesidad.
Puede que descubras que quieres tomar una respiración un poco más profunda. El cuerpo te dice, "No he estado allí a menudo."  (pausa)  Otra vez, curioso, esto no es una meditación profunda, no es una gran lección; solo es empezar a tomar conciencia.
Centro de tu cabeza. Tranquilo. No hay necesidad; no necesitas nada.  Estás sentado en tu silla, quieto, en el centro de tu cabeza  (Pausa 25 segundos)
Toma nota de ti mismo tomando nota de ti (pausa)  y sin usar palabras, permite al cuerpo que se relaje un poco más en la silla, y toma otra respiración. (pausa 25 segundos)
Ahora bien, me oirás decir a menudo: Permite la emoción que se sienta bien. No se piensa realmente una emoción. Escuchen: solo permitimos las emociones que se sienten bien. Tal vez algo como "me gusto", "feliz", o podría ser "agradecido" o "aprecio". Simplemente una emoción sin pensarlo, solo darse cuenta de ella. Y luego, cuando te das cuenta, no hay un pensamiento adicional, solo aprecio y quietud. (pausa)
Centro de tu cabeza, tranquilo, darse cuenta, no hay necesidades. Aquí estoy, sentado aquí, tranquilo, con una sensación agradable (pausa).   Otra respiración. Puede que notes que el cuerpo necesita tomar respiraciones un poco más profundas.  Todos se fueron. En cierto modo este es territorio sin mapas para el cuerpo; no pasas mucho tiempo aquí.  Tal vez algunos sí, pero en general cuando uno empieza a re-crearse a sí mismo, realinearse, reconstruirse, re-membrarse, sucede en esta quietud (pausa).  Y uno puede notar esa sensación sin siquiera ponerle un rótulo (pausa).  Ahora, ¿puedes notar si te estás distrayendo?  Es muy posible.
Al aquietarse, ocurre otra circunstancia. Muchos de esos pensamientos ruidosos empiezan a asomar a la superficie para que los dejes ir como burbujas atrapadas bajo el agua. Tan pronto como los sueltas, suben y se disipan. Entonces puede haber pensamientos que distraen; esto puede ser las personas en el medio de tu cabeza, o también puede ser un recuerdo de tercer grado, está allí, es solo que nunca estuviste tan tranquilo como para soltarlo. Otra respiración (pausa).
Ahora te reinicias. Nota si esos pensamientos están allí. Permítelos y luego intencionalmente te traes a esa tranquila cuarta capa de pensamiento donde te das cuenta de que no necesitas nada (pausa). Esto es el comienzo de crear el espacio para permitir que todo venga a ti.  No viene en el "yo necesito"; viene en "me gustaría crear, me gustaría experimentar, me gustaría tener," pero no es una necesidad; no proviene de una carencia, o un miedo, o algún nivel de apuro.  Otra respiración (pausa).
Toma nota otra vez; conciente de ti mismo, en el centro de tu cabeza. Nota la habitación donde estás sentado con los ojos cerrados; simplemente ves la puerta, el piso, la silla, y no hay ningún movimiento de apartarte de ti. Solo observas desde el centro de tu cabeza, detrás de tus ojos. No hay necesidad; los pensamientos que surgen como burbujas se están yendo. Y está la sensación: me gusto. Aprecio.  Algún sentimiento que se sienta bien. (pausa 30 segundos)
Otra vez, nota si estás en un pensamiento. Es muy probable que lo estés. Porque cuando te quedas en silencio empiezas a notar cuán ruidoso  eres. Y eso no es ni bueno ni malo, es simplemente ruido. Ese ruido es la energía de otras personas que pasa a través de ti. Cuando no sé dónde existo, dónde empiezo y termino, metafóricamente, dónde está el final de mi espacio, dónde está el centro de mi cabeza, dónde existo en un cuerpo, ese ruido no tiene limitaciones de definición; simplemente pasa a través de ti.  Muy distractivo, en general, pero cuando uno se aquieta es muy difícil mantener la quietud porque el ruido es bastante fuerte.  Otra respiración.  Y otra vez, esa cuarta capa de pensamiento, si te has distraído con el ruido, si has caído fuera de la cuarta capa de pensamiento. No es problema.  Solo incomodidad.  Entonces cuando notas el ruido, pon tu intención en regresar a la cuarta capa. No necesitas nada. Estás tranquilo. Estás feliz. O encuentra una emoción, la palabra de una sensación que te sea cómoda, que puedas empezar a tener como sensación a la que "ir hacia". No te aleja. Tal vez algo como aprecio. Aprecio por nada; aprecio por todo; simplemente aprecio. Crea una palabra que te permita tener un punto de anclaje en una emoción que sea cómoda, agradable, disfrutable, y sin embargo no te comprometa.
Muy bien, cuarta capa de pensamiento, quietud, centro de tu cabeza  (pausa) sin tener ningún pensamiento.  ¿Qué te parece este espacio?  ¿Sería este un espacio que te gustaría empezar a experimentar conscientemente, manejar a voluntad, a tu elección?  No se supone que sea un espacio a donde ir, se entiende como un espacio de vivir, de caminar por ahí, de elegir tu vida.  No es difícil dominar esto, pero si no sabes que existe, si no tienes anclada una referencia a esta cuarta capa de pensamiento... No hay necesidad, es tranquilo, tienes una sensación cómoda mientras estás conciente de ti mismo en el centro de tu cabeza (pausa).
Desde el centro de tu cabeza, sin prestar realmente atención, ¿podrías permitir que tus dedos de los pies se muevan?  Sin "ir a" los dedos; no hay necesidad de pensarlo. ¿Puedes permitir que se muevan los dedos y permanecer en el centro de tu cabeza? (pausa)
Cuarta capa de pensamiento. Tranquilo, muy presente, no hay necesidad, y tengo una sensación cómoda para anclar este trabajo. Ahora en un momento les voy a pedir quedarse aquí y luego les pediré que abran los ojos y tomen conciencia de la habitación donde están; pero dentro de un momento.
Ahora noten otra vez: tranquilo, cuarta capa de pensamiento, no hay un inclinarse; si tienen una pregunta, se formula y la respuesta empieza a llegar a ustedes, no se necesita salir de uno mismo hacia esa tercera capa de pensamiento y hacia el mundo exterior.
Ahora bien: nuevamente, permite que se muevan los dedos de los pies sin que sea una distracción, solo notas que los dedos se mueven, y luego desde el centro de tu cabeza, sin cambiar nada, toma conciencia de la habitación donde estás sentado, y otra vez, sin ir a la puerta o a la mesa o al piso o al techo, simplemente nota la habitación desde el centro de tu cabeza. Cuarta capa de pensamiento, emoción agradable, y toma conciencia de la emoción y permite que tus ojos se abran pero no veas nada; la habitación está allí, pero deja que esté fuera de foco, y toma conciencia de estar tranquilo y en una emoción agradable.  Y luego con la siguiente respiración, permite que los ojos observen la habitación mientras mantienes esa emoción tranquila y agradable desde el centro de tu cabeza, observando la habitación.  Puedes mover los dedos de los pies y las manos, sin dejar este espacio; simplemente ves si puedes hacer pequeños movimientos en el cuerpo y sin embargo conservas  la conciencia.
Ahora bien; este es un espacio de deambular, es un espacio de vivir tu vida, es un espacio de empezar a entrar en la maestría de ti mismo. No es un espacio complejo pero,  como el centro de tu cabeza, esto requiere un poquito de atención.
Otra vez, durante un par de días, practica estar en el centro de tu cabeza y mientras conduces fíjate si puedes eliminar los pensamientos.  No es por medio de moverlos hacia afuera; es trayendo tu punto de atención a una cuarta capa de pensamiento.
Se ha hecho mucho trabajo para limpiar, y discutir, y empujar en contra, y preocuparse de algo que no está bien con la energía en tu espacio; demasiado trabajo.  Hay una manera mucho más simple de manejar esto.  Al empezar a tener más dominio del centro de tu cabeza, de la cuarta capa de pensamiento, de estar arraigado, (jugaremos con eso después), de ser capaz de definir el borde de tu campo de energía, de poder estar en tiempo presente, todo esto funciona junto, es un espacio con el que deambulas.  Al empezar a dominar estas herramientas realmente simples y estas tomas de conciencia, todo empieza  a venir a ti, pero al mismo tiempo empezarás a darte cuenta de que mucho de ese ruido contra el que luchas o discutes o te altera, empezarás a darte cuenta de que ese ruido no tiene nada que ver contigo. Muchos de esos desafíos, de esos problemas, de esas emociones que la gente emplea y que te sacan de tu espacio, que te sacan de equilibrio, no tienen nada que ver contigo.
A medida que empiezas a crear este espacio, esta plataforma, empiezas a introducir algunas palabras; jugaremos con esto nuevamente en la próxima sesión, y empezarás a encontrar una sensación de certidumbre y presencia, la capacidad de sostener este espacio en que estás ahora, notarás que ese ruido sigue pasando a tu lado pero ni siquiera requiere tu atención.  Empiezas a salir del ruido, a dar un paso a este espacio de cuarta, quinta dimensión donde está disponible la paradoja, está disponible el cambio, comprometerse es algo que se hace en tus términos, en lugar de ser arrastrado hacia algo y luego tener que habértelas con eso toda la semana.
De modo que váyanse por un rato, practiquen el centro de la cabeza y esta cuarta capa de pensamiento. Hay mucho más en esto, pero esta es una parte simple. Luego cuando vuelvan jugaremos con el cordón de arraigo. Ahora todos dicen, "¡Ya sé todo sobre el arraigo!"  Veremos.
Nos vemos en la próxima.
Transcripción del video y traducción: M. Cristina Cáffaro


Para quienes deseen hacer la práctica, el audio de este texto está grabado y se puede escuchar o descargar en:   https://soundcloud.com/user-432200915/parte-5-capas-de-pensamiento

jueves, 12 de octubre de 2017

Boletín de la Familia Kryon


Boletín de la Familia Kryon de Octubre 2017

¡Saludos!

 Mientras escribo esto, estoy en la segunda parte del Tour de Kryon por India y Nepal, y estoy en una región muy especial llamada Dharamshala. Es una ciudad al pie de los Himalayas en el estado indio de Himachal Pradesh, rodeada de bosques de cedros.  Esta ciudad sobre una ladera es el hogar del Dalai Lama y del gobierno tibetano en el exilio.
 
India simplemente no se puede describir en un  texto breve como este. De hecho, parte de ella es tan diferente culturalmente de todo lo que la mayoría de nosotros hemos experimentado jamás, que sencillamente podría resultar totalmente indescriptible, a menos que ustedes vengan aquí a verla por sí mismos. India es el hogar de más de un quinto de la población del planeta, todos amontonados juntos en más o menos la misma proporción de territorio.  "Amontonados" no es la palabra.  Increíble sería una mejor expresión a usar.  Más tarde en este año deseo ofrecer un video que les "mostrará y contará" mucho más que lo que yo pueda decir aquí. Les informaré en uno de estos boletines mensuales cuando esté listo para ver.
 
Deseo contarles una de las cosas que Kryon ha canalizado en este viaje. Si ustedes fueran a mezclarse en las masas humanas en Delhi o en casi cualquier ciudad de la India, y preguntar a cualquier persona sobre su horóscopo, sus vidas pasadas y su sendero personal hacia la iluminación, es probable que cada uno de ellos les diera una respuesta completa.  Si yo hiciera eso en California, donde vivo, me etiquetarían como "lunático marginal de la Nueva Era" y me encerrarían. ¡Vaya una diferencia!

Kryon nos dice que la "verdad de la fuente" apareció primero en este sector del planeta, y la prueba está en que esta información antigua original presenta una creencia espiritual que enseña que un humano puede volverse hacia su interior en lugar de hacia lo exterior, como cree el resto del planeta.  La creencia es que todos los humanos tienen a "Dios en su interior" y pueden lograr individualmente su iluminación - sin ningún profeta - sin ninguna jerarquía clerical que intervenga.  ¡Nacemos habilitados, no incapacitados!  Los muchos "Dioses y Diosas" de los hindúes no son realmente Dioses en absoluto, sino  ayudantes con energías específicas, muy similares a los santos católicos.  Tanto los hindúes como los budistas creen en la Fuente Creadora, como enseña Kryon - DIOS UNO - que sabe quién eres.
 
Para continuar, estoy entusiasmado hasta lo increíble, porque acabo de recibir una noticia: ¡han otorgado a nuestro grupo Kryon una audiencia con Su Santidad el Dalai Lama! ¡OMG! (N.T. iniciales de Oh, my God, Oh, Dios mío)  ¡Esto no estaba en el programa! Es secreto para todos en nuestro grupo en este momento, y por eso he pedido que este boletín no se publique hasta que hayamos tenido esta asombrosa reunión.
  
Si cualquiera de ustedes desea seguirnos en este profundo viaje por las fotos, hay una nueva página de FacebookCLICK HERE    (Kryon India-Nepal 2017)


También: las conexiones de internet poco efectivas me han impedido publicar las canalizaciones en audio de los lugares que hemos visitado. ¡Pero llegarán tan pronto como pueda subir esos archivos!

Otro tema totalmente diferente, pero divertido para mí informarles, es que hemos tenido a un documentalista brasileño viajando con nosotros en algunos de los lugares donde "Kryon y oradores especiales" aparecen en el planeta.  Por medio de nuestro anfitrión brasileño Gustavo Amorim, podemos darles un vistazo gratuito de este video. El video completo se puede comprar por U$S 11.11. CLICK HERE 

Guau... ¡son muchas cosas para contarles!  ¡Gracias por leer todo esto!  ¡Namasté para todos ustedes!

¡Bendiciones!

Lee Carroll

Traducción: M. Cristina Cáffaro


miércoles, 11 de octubre de 2017

Herramientas para el Cambio y Más Allá - Parte 4

Herramientas Fundamentales
Jim Self - Mastering Alchemy

 Parte  4 - Centro de la Cabeza
Juguemos con esta primera herramienta.  La primera herramienta es muy simple, como ya he dicho.  Es localizar el centro de tu cabeza. Ahora bien, todos saben más o menos dónde está el centro de la cabeza, pero ¿pasas algún tiempo en el centro de tu cabeza?  Hay una razón para la pregunta, porque fuimos  creciendo y a lo largo de la vida mamá/papá/maestra/sacerdote parece que tuvieron mejores ideas que nosotros. ¿Recuerdas?  ¿Alguien se ha metido en el centro de tu cabeza?  ¿Has tenido un padre o madre que dijo: "Haz lo que te digo" o bien "Eso no está bien"?  Y alguien te grita y sientes como si te hubieran volteado fuera de tu cuerpo y sabes que te lleva un rato recuperarte y volver adentro.  Lo que sucede en esa situación particular, que te volteen fuera del cuerpo, es que abandonas el centro de tu ser, en este caso el centro de tu cabeza, y allá vas afuera.  Luego, cuando regresas, cuando empiezas a estar seguro, empiezas a recuperar el aliento, a tener percepción conciente de ti mismo, entonces vuelves.
 Pero una de las cosas que suceden es que esa orden, ese castigo, ese reto, esa invalidación, todavía permanecen allí; se meten en el centro de tu cabeza y cuando regresas no entras del todo, no completamente, no consigues recuperar la capacidad de administrarte a ti mismo, y te gritan otra vez, o te invalidan de nuevo, te empujan fuera de tu cuerpo otra vez. Tu seguridad es incierta, intentas volver al centro de tu cabeza, no estás seguro de si tienes permiso suficiente para experimentarte a ti mismo. "¿Estará bien? ¿Me aprobarán?" Todo eso ha sido conducido por los pensamientos y el punto de atención de otras personas que has ido conociendo en tu vida. Ellos todavía están en el centro de tu cabeza. Algunos de ellos ya ni siquiera tienen cuerpos, sin embargo "Bueno, mi mamá no aprobaría esto. Mi abuelo se disgustaría si yo hiciera esto." ¿Conoces esos conceptos?
Ahora bien; algunos no tienen nada de eso, o muy poco.  Otros tenemos bastante de eso. Es la energía que controla el permiso, que controla el entusiasmo, que controla la aventura. "No creo poder hacer eso."   Entonces: encontrar el centro de tu cabeza y empezar a reconocer que es el centro de la cabeza tuya, y que todos los demás solo son visitantes.  A medida que empiezas a entrar allí realmente tienes la capacidad de decir: "Esto es mío, te pido que te retires." Cuando empezamos a jugar con esta plataforma de "certeza" y "capacidad", en comando de tu presencia, en tiempo presente, capaz de establecerte en el centro de tu cabeza y echar a alguien de ese centro, la experiencia se vuelve muy valiosa.
Juguemos con esto entonces. Repito que es muy simple; déjame contarte qué haremos y luego te muestro cómo es, y luego lo hacemos. Te pediré  dentro de un momento que lleves tus dedos y los pongas así, los coloques en las sienes, el lugar blando, más o menos a la altura de las cejas, y te pediré que cierres los ojos e imagines una línea que une las dos puntas de los dedos.  Quiero que te establezcas allí y como que la mires por un momento, y luego te pediré que cambies los dedos y pongas uno justo por encima de la nariz, en la frente, y el otro justo detrás de la cabeza, e imagines otra línea recta entre ambos puntos.  Te pediré que lleves tu punto de atención al lugar donde esas dos líneas se cruzan.
Ahora bien, si has estado observando, parecerá así: tus dos dedos van a las sienes y una línea conecta los dos dedos. Luego rotas los dedos, uno sobre la nariz en la frente y uno detrás de la cabeza, trazando otra línea. Ese lugar de intersección de las dos líneas es el centro de tu cabeza. Por favor lleva tu atención al centro de tu cabeza. El pedido será que estés justo en el centro de tu cabeza, y luego mires a través de tus ojos - aunque estarán cerrados - y permítete "ver" la habitación.  Juguemos a esto.
Toma una respiración, recuéstate en tu asiento y cierra los ojos - otra respiración - y toma conciencia de ti mismo tomando conciencia de ti aquí sentado. Lleva tus dos dedos índices y los pones de punta en las sienes, en ese lugar suave a cada lado de la cabeza, y tómate tu tiempo (pausa).
Dibuja una línea imaginaria, los ojos cerrados, así tendrás la sensación de dónde está cada dedo, y traza una línea con la imaginación. No puede salirte mal, no necesitas pensar mucho, solo estás jugando, de modo que traza toda esa línea, ten una sensación de ella (pausa) y luego mueve los dedos; uno va a la frente por encima de la nariz, y uno justo detrás de la cabeza y luego trazas la otra línea (pausa).
  Vas a tener una sensación de dónde se cruzan las dos líneas. Será justo por encima del centro entre tus dos ojos, pero detrás de los ojos.  Luego sigue y baja las manos. Toma una par de respiraciones más y por favor vuelve a estar detrás de tus ojos; nuevamente, no pienses mucho. Relaja el cuerpo. (pausa).
Toma otra respiración; no hay apuro. Y ahora ten sensación de ti mismo en este espacio. Y otra vez toma conciencia de la respiración. Respirar te permite estar en tiempo presente. Estar justo detrás de los ojos, con curiosidad, conciente de ti mismo, en tiempo presente.  Ahora, más o menos, mira a tu alrededor. No ves nada. Mira alrededor (pausa) y luego prueba si puedes permanecer detrás de tus ojos y permitir que lentamente los ojos se abran. Mientras abres los ojos ten conciencia de ti mismo, no sientas necesidad de ver nada, solo toma conciencia de ti tomando conciencia de ti. Y luego quédate detrás de los ojos y mira a la habitación, (pausa), gira  lentamente tu cabeza, mirando la habitación desde detrás de los ojos. Tú sabes exactamente cómo es la habitación, de modo que no es realmente importante verla o pensarla. Solo toma nota de ti mismo tomando nota  de ti mismo. (pausa).
Y ahora otra respiración. Ahora parpadea, mueve la cabeza a uno y otro lado, palmea tus muslos, sentado, toma otra respiración. Ahora fíjate: ¿todavía estás detrás de tus ojos? La respuesta más probable es que no.  Porque te mueves a un lugar que es tú mismo, pero tal vez no te quedas mucho tiempo allí.
Ahora les explico un par de cosas.  Tenemos una tendencia a alejarnos de nosotros mismos, una tendencia a ir al mundo exterior, una tendencia a apartarnos, movernos un poco más lejos, como en círculos concéntricos, nos movemos más lejos.  A veces puedes estar más o menos aquí en el centro de tu cabeza, "Hola, te veo", muy presente, "Estoy calmo, estoy concentrado" y otras veces nos movemos hacia afuera, como " Eh, ¡hola! ¿Cómo te va? ¡Qué bueno verte! Qué lindo día tenemos,"  Bueno estas dos son cosas diferentes. Ni buenas ni malas, solo que uno se aleja de sí mismo y se tiene que traer de vuelta. Pero suele suceder que aquí es donde nos experimentamos a nosotros mismos, y allá afuera es donde no nos permitimos regresar aquí, porque mamá/papá/maestra/sacerdote y mejores amigos muchas veces dijeron que no hacíamos las cosas bien. "¿Por qué te compraste este vestido verde? Te quedaría mucho mejor en azul." ¿Sabes? A ti te parecía muy lindo en verde, y como tu mejor amiga dijo que hubiera sido mucho mejor en azul, no vuelves a usar el vestido.  Entonces, tenemos una tendencia a depender del mundo exterior para que nos valide, y también dependemos del mundo externo para que nos invalide.
Ahora juguemos con esto una vez más, y te voy a pedir que durante los próximos dos o tres días te vuelvas consciente de esto. A medida que jugamos con estas herramientas, te daré otro conjunto de herramientas que te dará la capacidad de reconocer la invalidación de alguien; no de hacer de eso un tema personal, sino reconocerla. "Esto no me pertenece, no es mío". Y te daré herramientas al final de esto para permitirte moverlos fuera del centro de tu cabeza.  Por ahora, juguemos con esto una vez más. 
Por favor recuéstate en tu asiento otra vez y toma una respiración. Permanece aquí. Toma nota desde el centro de tu cabeza: mira alrededor otra vez, a la habitación, como lo hiciste momentos atrás, solo ve la habitación (pausa) y toma conciencia de estar en el centro de tu cabeza. No puedes hacerlo mal.  Y estando en el centro de tu cabeza, toma nota de ti mismo tomando nota de ti mismo. Lo que pasa aquí es que haces esto todo el tiempo también, es como empezar a pensar y la habitación se sale de foco; traes tu atención de vuelta al cuerpo.  Te voy a pedir que estés justo en el centro de tu cabeza y tomes nota de ti. Permite que los ojos enfoquen, mira hacia adentro, luego permite que los ojos se cierren mientras tomas una respiración (pausa, ojos cerrados).
Nota qué pasa cuando cambias tu punto de atención pero permaneces en el centro de tu cabeza.  ¿Puedes percibir conscientemente un recuerdo de ser feliz? Permanece en el centro de tu cabeza mientras percibes eso.  Nota cuán rápidamente, cuando digo recuerdo de ser feliz, una imagen salta a tu mente y recuerdas algo (pausa).
Déjame hacerte otra pregunta. ¿Recuerdas un momento en que viste algo hermoso? No necesitas pensarlo;  en la mayoría de los casos con solo poner el punto de atención en el concepto, en este caso de la belleza, aparece una imagen.  Ahora, de la misma manera, nota cuán rápidamente sucede la percepción cuando te digo: ¿Alguna vez alguien te dijo que no estabas bien, que no hacías las cosas bien? ¿Quién era?  Para mí, fue el Sr. Beers en el segundo año del colegio, el profesor de geometría que también dirigía el equipo de fútbol y a quien yo no le gustaba en absoluto.  Otra respiración.
Ahora deja que la imagen se vaya, y trae nuevamente tu atención a esa imagen de ser feliz (pausa) y  nota tu respiración. Nota en el cuerpo el sentimiento de ser feliz cuando evocas ese recuerdo.
Ahora deja que el recuerdo se vaya, y toma conciencia de estar presente y estar aquí ahora, como mirar alrededor: "Justo aquí, aquí estoy."  Otra respiración.  Respirar  es aquí muy útil.
Ahora bien, aquí va un pequeño cambio.  Por favor toma conciencia de ti mismo en el centro de tu cabeza. Nota: "aquí estoy, y estoy más o menos mirando por mis ojos."  Ahora bien, tus ojos están cerrados pero trátalos como ventanas, aunque estén cerrados. Mira a la habitación en que estás sentado; ojos cerrados. Sabes exactamente cómo es la habitación, de modo que parte de esto es visión clarividente. Hablaremos de eso en otra ocasión; parte de eso es recordar. Pero con tus ojos cerrados, mirando a través de tus ojos, mira a la habitación en que estás. Simplemente mira la habitación: allí está la puerta, allí está la ventana, allí el piso, allá la mesa, lo que sea; simplemente mueve tu cabeza y nota qué hay frente a ti allí mismo. Nota cuán silencioso está - o no. ¿Tal vez hay alguien que dice "Oye, te dije que no hicieras esto."?  Otra respiración, siéntate allí un poco más con los ojos cerrados y en el centro de tu cabeza (pausa).
Luego nuevamente toma conciencia de la habitación, es como si estuvieras mirando a través de tus ojos cerrados, toma una respiración, ten conciencia de ti mismo y lentamente permite que tus ojos se abran y no vean nada; simplemente toma conciencia de ti conciente de ti mismo en el centro de tu cabeza.  Parpadea un par de veces, mueve los dedos de los pies, mira la habitación, toma otra respiración (pausa) y tal vez otra respiración más (pausa).
Ahora toma conciencia de ti. ¿Estás más tranquilo, el cuerpo está más relajado? ¿Estás en tiempo presente, a diferencia de cuando empezamos, que tal vez tenías tu atención dispersa allí afuera en esos círculos concéntricos, como diciendo "Sí, aquí estoy, estoy aquí, lo que sea, háblame."? Pero ahora nota que hay un poco más de una presencia: "Yo estoy aquí."
Ahora bien, todas estas herramientas se combinan, pero esta es muy útil. Cuando consigues estar en el centro de tu cabeza, cuando te permites mirar por tus ojos y reconocer, "Estoy mirando por mis ojos" en lugar de "Ah, sí, veo todo".  Con "aquí estoy, mirando por mis ojos" el cuerpo tiende a alinearse y aquietarse.  También tiene la capacidad para empezar a proceder con lo que está en el exterior sin "ir a" lo que está en el exterior.
Ahora bien; eso puede sonar muy simple; es simple, pero no necesariamente fácil porque, repito lo que dije antes, somos como un tren de carga a 90 millas por hora y yo te digo, "Relájate, dobla a la derecha"  y el cuerpo dice "¡Epa! ¡No comprendes!"  Sí que comprendo; pero si puedes empezar a estar en el centro de tu cabeza vas a empezar a notar que ves, oyes y experimentas cosas que sueles saltear muy a menudo por estar alejado de tu cuerpo.
De modo que te voy a sugerir que en los próximos dos o tres días, cuando entras en meditación, por ejemplo, primero vayas al centro de tu cabeza.  Cuando estés conduciendo el coche toma conciencia: "Estoy conduciendo y estoy observando desde el centro de mi cabeza". Cuando estás en una conversación, nota cuando es "Eh, hola, ¿cómo te va?" y cuando es un tranquilo "Un gusto verte, ¿cómo te va?"  Dos relaciones muy distintas con  tu cuerpo en tu percepción conciente.
 Entonces juega con esto, y la próxima vez que nos encontremos, me gustaría hablar de cómo piensas.  Porque en realidad piensas desde diferentes capas, y cada una de estas capas te permiten crear, observar y ocuparte de ti en el mundo que te rodea de modo diferente.
Si estás en un estado de miedo o ansiedad, generalmente te vuelves a un punto de referencia para tu seguridad, y desde allí vas a pensar.  Pero de hecho tal vez no es allí donde realmente está tu seguridad, y tu capacidad para moverte a un nivel distinto de pensamiento hace todo mucho más cómodo para ti y para tu experiencia de ti mismo.
De modo que en el próximo paso hablaremos de las capas de pensamiento y cómo se perciben desde el centro de tu cabeza.
Transcripción y traducción del video: M. Cristina Cáffaro

Para quienes deseen hacer la práctica, el audio de este texto está grabado y se puede escuchar o descargar en: https://soundcloud.com/user-432200915/06-parte-4-centro-de-la-cabeza